Relaciones de pareja

6 Consejos útiles para tu matrimonio

Para iniciar déjame decirte que mi matrimonio está muy lejos de ser una relación perfecta o ideal, simplemente por la misericordia de nuestro Señor, por la paciencia y amor de mi esposo hoy día seguimos en la lucha y Sí para ser honesta debo darle los créditos a él, porque en nuestro caso él fue quien en los momentos más difíciles a punto de separación luchó y se aferró a sus valores para que el divorcio no fuera una opción, él fue la cabeza pensante y de raciocinio en muchas ocasiones cuando en mi cabeza solo pensaba como deseo que se largue.

 Estos son los 6 consejos más importantes que te puedo compartir desde nuestra vivencia:

  1. Recuerda que toda pareja es diferente:

 Uno de los dos puede ser más amoroso, más interesado, más cariñoso, más detallista, más orgulloso etc y eso está bien, porque habrá un equilibrio, esto va a depender mucho de la crianza de cada quien,  pero cuando llegan a la relación deben estar abiertos a re-aprender, corregir o mejorar esos comportamientos porque el “yo soy así” ya no tiene validez.

Ahora no vives sola (o) , sino que tus acciones repercuten y afectan directamente a otro (a). Esto sin pretender que tu pareja cambie totalmente para que tú estés feliz, sino simplemente trabajar en una mejor versión de cada quien para enriquecer la relación.

2. El orgullo es el peor consejero :

En lo personal llevo más de 20 años trabajando en ello y aun no entiendo porque es tan infinitamente difícil dejarlo de lado, pero en definitiva he aprendido que lo único que me ha traído son problemas y enviarle el mensaje equivocado a mi esposo en muchas ocasiones, así que el orgullo hay que dejarlo de lado inmediatamente.

 En una relación no debe importar quién gana, quien tuvo la razón, quien es más que otro y lamentablemente aprendemos desde jóvenes que el ganar y tener la razón es lo más importante y no aprendemos que aunque “perdamos” estamos ganando, porque el evitar conflicto pero dejando en claro nuestra posición desde otro esquina que no sea el orgullo es la verdadera ganancia, el entendernos mejor cada día, e ir creando ese anhelado hogar con dos personas muy diferentes pero dispuestas a modificar ciertos patrones por el bien de la relación.

3. Debes aprender que el amor es una decisión diaria:

Cada día debemos decidir amar a esa persona, con sus olores, con sus humores, con sus majaderías, así como con todo lo bueno que tiene, ya que nadie nos obligó a estar con él, yo lo decidí, yo lo escogí y yo me metí en este zapato y ahora debo lidiar para que no me chime a diario.

Cuando yo finalmente entendí esto, dejé de sufrir mucho ya que en un punto pensé que no lo amaba más, que ya no quería estar con él, porque las mariposas se fueron, porque el príncipe ya era morado y no azul,  porque no quería ni respirar su mismo aire, porque deseaba tirarle la plancha derechito en su cabeza,  entre muchas otras cosas y luego aprendí que eso es pura ilusión, que es lo que nos vende la televisión, parejas perfectas, que se miran y salen chispas, que se hacen el amor con pasión día a día  y la vida real No funciona así!

Yo hoy decido amar y con eso decido aceptarlo tal cual es, no pretendo que sea perfecto, decido que es más importante trabajar en nuestros problemas que salir huyendo de ellos.

 Otra cosa en la que sigo trabajando, pensar muy bien antes de hablar, poner en orden nuestras ideas, no hablar cuando estamos en el climax del conflicto, no provocar al otro, no utilizar palabras que sabemos que detonan, dejar que se enfríen los aires, saber guardar silencio cuando es necesario, no traer al presente situaciones del pasado, decir las cosas con el tono de voz adecuado, en el momento indicado y con la intención adecuada, estos tres aspectos son determinantes, no buscar atacar al otro sino a la situación.

Como dice mi esposo duro con el problema suave con la persona, ya que muchas veces confundimos los sentimientos y emociones y no separamos que estamos molestas con las acciones de nuestra pareja, pero no con su ser o su esencia.

  • 5. Mucho cuidado donde buscamos ayuda:

Un mal consejero abunda, mucha gente querrá darte consejos sobre tu matrimonio, pero la gran mayoría de ellos serán para mal, en mi caso por ejemplo, escuché frases como: no le aguante a ese chino (sobrenombre), usted puede sola, usted es muy bonita y usted pronto saldrá adelante, etc y verdaderamente en esos momentos de ofusque todas esas frases suenan muy atractivas y convenientes a nuestros oídos.

  • No busques consejos en personas que no vivan tu misma realidad por ejemplo con personas que están  solteros o divorciados ya que su perspectiva será otra.
  • No busques consejos en personas que no tengan hijos si tú ya tienes, no estarán en tus mismo zapatos.
  • No busques consejos en personas que sean tú familia o su familia, ya que no serán neutrales en tu forma de analizar las situaciones.

Es muy importante desahogarte y buscar consejo en algún punto e idealmente los dos juntos y esto debe ser con personas profesionales o con experiencia en esta área.

Ese fue el inicio de la reconstrucción de nuestra relación en un momento dado, consejería de una pareja de nuestra iglesia. Eso no quiere decir que debemos salir corriendo a ventilar nuestro problemas todo el tiempo,  ya que la ropa sucia se lava en casa, pero hay momentos donde esa debe ser parte de la solución.

  • 6. Establecer y principalmente respetar las reglas que establezcan en su hogar:

El sexo, manejo del dinero, salidas individuales, crianza de los hijos, ingesta de licor, fiestas, visitas familiares, no levantar la voz, en fin una infinidad de temas que van ocasionando problemas de cuando en cuando y es bien importante dejar claras las reglas del juego para que no se repitan o se respeten las ya establecidas.

En el momento que se empiezan a irrespetar dichas reglas el juego cambia de rumbo y los dos saldrán perdiendo, el saber negociar y ceder si es necesario es parte de estas negociaciones, así que deben llegar a la mesa con la mente abierta y dispuestos a ceder en algunas de ellas.

Hay muchos otros puntos que se pueden abordar pero este blog sería interminable ya que la convivencia en pareja nos reta día a día con nuevas situaciones, sin embargo traté de abarcar los puntos más importantes desde mi experiencia y algunos de ellos los desarrollaré más profundo en redacciones futuras.

Déjame saber cuáles han sido los puntos más difíciles de tratar en tu relación para que otras muchas mujeres también se puedan identificar y principalmente ayudarnos unas a otras. 

4 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *